Noticias Deportivo Cali

Alberto Bitar: Un poder detrás del trono

deportivo cali

Por Fabio Valdés

Fue uno de los pilares en el renacimiento del Deportivo Cali, junto con Alex Gorayeb, Aurelio Grimberg y Paul Ziabloff, quienes en febrero de 1959 se lanzaron a la gran aventura, luego de de la ausencia de los “azucareros” en las temporadas de 1956, 1957 y 1958, por problemas administrativos y económicos.

Siempre vivió en el norte de la capital vallecaucana, donde lo sorprendió la muerte en la noche del 7 de diciembre de 2011, a las 7:30 p.m.

Como hechos de la numerología, su muerte se dio al inicio del alumbrado decembrino, luego de soportar durante 11 años el mal de Parkinson y problemas respiratorios.

Bitar, convenció a Alex Gorayeb, su amigo desde la infancia, de compartir amor y simpatías por el Deportivo Cali, debido a su color verde, igual a un equipo que Don Alex fundó en el Líbano, de donde eran nativos.

Alberto Bitar, llegó a Colombia en el amanecer del primero de enero de 1945, con un diploma debajo del brazo. Aterrizó con muchos anhelos en la que se convertiría en su nueva patria, como la de muchos otros “turcos”, de esos que llegan a un destino fijo y hacen un capital que luego se transforma en fortuna con el único secreto a voces “el trabajo”.

Don Alberto, siempre ejerció la función de director deportivo, un poder detrás del trono. Fue quien contrato al inolvidable director técnico Francisco “Pancho” Villegas, acompañado de una nomina de colombianos, argentinos y brasileros. Se alcanzaron tres estrellas, la primera en 1965 y un subcampeonato en 1968.

Con Aurelio Grimberg, fue el gestor de la traída de Carlos Alberto “El pibe” Valderrama. Con anterioridad había hecho lo mismo con Alex en la contratación de Willington Ortiz.

Para Bitar, los mejores jugadores colombianos fueron Oscar López, “el pibe” Valderrama, “el viejo” Willy” y Jorge Ramírez Gallego. Entre los extranjeros, los argentinos Ricardo Pegnotti y Juan Carlos Lallana, además del peruano Miguel Loayza.