Noticias Deportivo Cali

#ElClásico fue Verdiblanco

Partido intenso, difícil, sin espacios, con pierna fuerte y bastante tensión. Un clásico. #ElClásico. Así se vivió el compromiso del domingo en la noche que nos volvió a enfrentar en Liga Águila con América tras su regreso a primera división. Juego con un marco espectacular, nuestra hinchada Verdiblanca hizo la fiesta y regreso a casa con el triunfo 2 – 1. Partido para seguir haciendo historia, donde los hijos del ‘Tigre’ Benítez nos acompañaron y la presencia de su padre se sintió en nuestros corazones.

El primer tiempo fue cerrado, de estudio, ningún rival quería dar espacios y tampoco ceder la iniciativa al contrario. Nuestro equipo procuró avanzar con fútbol elaborado, pero el bloque defensivo del rival cortaba el juego constantemente. Mientras, los adversarios procuraron fútbol en largo; uno y dos toques para acercarse al arco Verdiblanco.

Mera avisó de cabeza, pero el balón se fue saludando el palo. Luego, fue la ‘fiera’ Duque que buscó el arco rival pero el golero salvó su pórtico. El rival también tuvo dos oportunidades, pero Camilo Vargas, portero del Deportivo Cali y la Selección Colombia estuvo fantástico y respondió con eficacia cuando fue exigido. 0 – 0 concluyó el primer episodio.

El segundo acto subió en intensidad y calidad, ambos conjuntos querían el triunfo. Nuestro equipo adelantó líneas y dominó el curso del balón. La hinchada cantaba con el alma, era una fiesta. Jown Cardona (54′) de media distancia y Mayer Candelo (64′), en lanzamiento libre, apuraron a los dirigidos por Hernán Torres.

El profesor Héctor Cárdenas buscó mayor profundidad y Nicolás Benedetti y Miguel Murillo ingresaron al duelo. El ‘poeta’ fue clave en el crecimiento ofensivo.

Sin embargo, el rival tomó ventaja en una jugada rápida que desarticuló la defensa, allí Lucumí (74′) desequilibró el partido. El gol en contra en lugar de desanimar, dio bríos a nuestros jugadores.

Con el amor propio que nos caracteriza nos lanzamos por el empate, ahogamos la salida del rival y el compromiso se desarrolló en campo contrario. Allí, un lanzamiento de costado permitió que Germán Mera (80′) se elevara por las alturas de Palmaseca, superior e incontenible para todos. Cabezazo potente que golpeó en el pie de un rival y siguió su curso a gol. ¡Golazo! 1 – 1 se ponía #ElClásico.

Pero, nuestra ilusión eran los tres puntos y seguimos insistiendo, de nuevo, un lanzamiento de esquina. El reloj marcaba el minuto 88′. Centro de Albarracín que cabeceó con furia Duque, el arquero tapó pero el rebote fue corto, el balón cae para Abel Aguilar, quien define al costado, pero la pelota rebelde da en el palo, entonces, cuando todos pensaban que saldría, apareció el ‘poeta’ para hacernos celebrar en prosa. Zapatazo y locura total. Gol. Gol y triunfo 2 – 1 en #ElClásico.

Gracias muchachos, Gracias Deportivo Cali.