Noticias Deportivo Cali

“Mi esposa, mis hijos y yo somos hinchas del Cali”, Andrés Pérez

Perez (1)Sus rasgos físicos y su pundonor, lo hacen ver como aquellos gladiadores que se jugaban la vida en un coliseo. En este caso, Andrés se ha batido por más de trece años en “la arena”, bajo las implacables miradas de quienes esperaban su caída o el aplauso de millares de seguidores que lo vieron salir victorioso ante las “fieras”.

Es fácil hablar de la floritura que deleita la retina y hace exquisito el paladar, pero en el balompié alguien tiene que hacer el trabajo “sucio”, la menos vistosa de las funciones, pero esencial y vital en el fútbol equilibrado.

Pérez, el jugador que no claudica en pos de su objetivo. El volante de recuperación que un día se alejó de su Bogotá natal para irse al sur del continente, y que ahora siente un especial afecto por Cali, la acogedora ciudad que ha visto crecer sus hijos como furibundos hinchas verdiblancos. Andrés, hombre de familia y profesional a carta cabal.

Quisimos escudriñar en algunos rincones de la vida de un ser que logró con su fútbol, entrega y ejemplo, conquistar muchos corazones.

¿Fuera del fútbol que es lo que más lo hace feliz?
Mi esposa y mis hijos. Me divierte mucho acostarlos, escuchar sus anécdotas, la sabiduría que tienen para vivir la vida y sobre todo que siempre hablan desde el corazón. Yo digo que mis hijos son unos abuelos… saben mucho y estar con ellos es una alegría impresionante.

¿Qué le hace perder el control?
Es muy difícil que algo me haga perder el control, sin embargo la mentira no me gusta, no va conmigo, tal vez eso sea lo que más me moleste, pero soy muy equilibrado.

¿Existe la mujer perfecta?
Sí claro, la tengo en mi casa… soy un hombre totalmente enamorado de mi esposa. Ella es una persona que me ha dado el equilibrio mental, me brindó una familia y cuida de ella. No se si es por el amor que le tengo pero yo la veo perfecta.

¿Si pudieras retroceder el tiempo que no haría?
Me he hecho esa pregunta varias veces pero la conclusión a la llego es que, de todo he aprendido muchísimo. Obviamente todos cometemos errores pero es ahí cuando he puesto los pies sobre la tierra y he podido ver bien las cosas. Vivo en paz y contento con lo que he vivido.

¿Después de cuatro años de vivir en Cali, que es lo más le gusta de la ciudad?
La gastronomía es deliciosa, todo queda cerca y eso es muy cómodo, pero lo que más me gusta es el clima, sin duda, es delicioso vivir aquí.

¿Sus hijos son hinchas del Cali?
Mis hijos son más caleños que cualquiera. El Cali lo tienen impregnado en la piel y no hay ninguna posibilidad de que se vuelvan hinchas de otro equipo.

¿Cuanto lleva de casado y que detalle recuerda de esa trascendental decisión?
Mi relación con Alejandra lleva trece años, antes de casarnos vivíamos en unión libre, pero ella desde siempre se quería casar, en cambio a mí en ese tiempo eso no me importaba mucho. Con el paso de los años comprendí muchas cosas y me dije:¡…Si Alejandra se quiere casar, pues yo también!.

Quise darle una sorpresa… lo preparé todo. Coincidencialmente unos amigos nuestros se iban a casar y aproveché para decir en público, y delante de ella, que yo nunca lo haría, pero yo ya estaba comprando los anillos(jajaja).

Ella escuchaba sin decir nada un poco resignaba pensando que nunca nos casaríamos.
Como al mes y medio la invité a un restaurante en Buenos Aires, le pedí que cerrara los ojos y mi hijo Juan Andrés le entregó el anillo. Fue muy lindo y ella empezó a llorar…Nos casamos en Bogotá.

¿Y la luna de miel?
No hubo, estábamos en pleno campeonato pero ya llevábamos unas pretemporadas fuertes y con hijo abordo(jajaja).

¿Recuerda la primera vez que sedujo a una mujer?
Estaba muy pequeño. Tengo un recuerdo de niño cuando tenia como seis años, casi no me acuerdo muy bien, pero esa vez escribí una carta a una niña que decía “Andrea te amo” mi mamá se dio cuenta quedó sorprendida y yo muy apenado (jajaja).

¿Extraña Bogotá?
En realidad no la extraño, llevo muchos años viviendo por fuera y lo que uno construye alrededor de la familia hace que uno ya no extrañe. Obviamente cuando visito a mis padres me siento muy cómodo.

¿Un hobby?
Jugar ping pong y el cine.

¿Un sueño por hacer realidad?
No puedo dejar de soñar con un título… lo anhelo y espero que se nos de, este semestre.

¿A que le tiene miedo?
De niño fui muy miedoso porque mi papá jugaba a asustarnos, nos apagaba la luz y salía por todo lado (jajaja), mantenía con pánico en la casa pero después lo superé. Ahora de adulto es lógico sentir miedo de perder o que le pase algo malo a la gente que uno ama.

¿Qué clase de hombre es?
Soy muy alegre, muy disciplinado y trato de ser correcto en todo para recibir el mismo trato.

¿Un libro que lo haya impactado?
La Autobiografía de un Yogui

¿Y una película?
Avatar, me la vi como cuatro veces.

¿A quien admira?
Ahora que he podido formar una familia he aprendido a valorar más a mis papás, los admiro muchísimo. No solo por lo hicieron conmigo sino por lo que son mis hermanos hoy día.

¿Le gusta la fama?
Hubo una época en que estuve muy pendiente de eso pero ahora disfruto el reconocimiento de la gente.

¿Ha sido tentado por alguna mujer?
Me considero fuerte en ese tema, no soy capaz de poner en riesgo mi familia por otra mujer. Eso lo tengo muy claro.

¿Recuerda la última vez que lloró?
Fue después de un partido que perdimos 3×0 contra Pasto en el semestre pasado. Cuando llegamos al aeropuerto una persona empezó a tratarme mal delante de mi esposa, quien había ido a recogerme, eso me generó un estrés máximo. Yo ya venia muy mal por lo del resultado y ese hombre fue muy agresivo, logré contenerme y guardé silencio, pero cuando llegué a mi casa me desahogué. Cuando se pierde se sufre mucho. Es muy difícil.

¿Qué opina de la unión matrimonial entre personas del mismo sexo?
No lo comparto… no sé como podrían criar un hijo. Obviamente respeto mucho su condición pero si de mí dependiera no dejaría que lo hicieran.

¿Si pudiera hacerlo, que cambiaria de usted?
Mi frecuencia goleadora (jajaja)… no, en realidad nada. Soy muy feliz como soy y me gozo mucho la vida.

¿Un cantante favorito?
De música poco

¿Canta?
Nooooo nunca (jajaja).

¿Se siente hincha del Deportivo Cali?
Obvio… ver a mis ojos enamorados del Cali me encanta y en este equipo me han brindado muchas cosas. A Millonarios también lo tengo en el corazón pero fue una etapa distinta de mi vida, me dieron la oportunidad de crecer como jugador pero ahora es otra historia. Mi esposa y mis hijos son verdes y cuando los veo las sensaciones se elevan, todo va hacia la sangre. Lo que siento por el Cali es muy lindo.

¿Qué opina de las redes sociales?
Cuando la gente no pone la cara para hablar dicen lo que sea sin darse cuenta que están dañando a una persona. Para algunos, y no son pocos, que se involucran con la redes, esto se les convirtió en el canal ideal para desfogar el odio y el resentimiento. No me gustan.

¿Ha pensado que hacer cuando se retire?
Obviamente una piensa en el futuro y en edificar un plan de vida. Me visualizo después de vivir el duelo de dejar el fútbol como entrenador. Me gustaría ayudar a formar jugadores menores de 16 años. No me llama la atención por ahora de ser técnico a nivel profesional.

¿Cuántas cicatrices le ha dejado el ser un guerrero de tantas batallas dentro de un campo de juego, como dice el profesor Leonel, ningún soldado puede salvar un país sin haber derramado una sola gota de sangre?
Es muy lindo y cierto lo que dice el profe, tengo varias cicatrices que reflejan la lucha del día a día. Me fracturé la rodilla, el peroné, un dedo y el tabique, además de sufrir varicocele y una trombosis que superé gracias a Dios rápidamente. Pero vale la pena contar que solo me he quebrado los huesos y nunca he vivido una lesión muscular y mucho menos de ligamentos.

[sws_related_post]