El triunfo ante Pasto subió los ánimos en el plantel, y es que, a pesar de los aspectos a mejorar que siempre están presentes, el resultado llenó de confianza al grupo para una prueba bastante exigente: el clásico.

Con 17 puntos en la tabla, ambos equipos llegan en lo más alto.

Los nuestros tendrán la primera semana larga de trabajo del último mes, que ha tenido exigentes jornadas, miércoles, domingo, miércoles, domingo.

Así pues, como afirmó Lucas Pusineri en rueda de prensa, esta semana servirá para bajar las cargas y llegar mejor al enfrentamiento.

De esta manera, nuestro equipo se reintegró a actividad después de descansar el día lunes.

Sobre las 8:30 a.m. inició el trabajo, que incluyó a todo el plantel con actividad de fuerza abdominal para medios inferiores y superiores en el centro de alto rendimiento.

Además, tras el primer bloque, el cuerpo técnico dividió al grupo. Los que jugaron realizaron trabajos regenerativos con circulación de balón y finalización.

Por otro lado, el resto de la plantilla trabajó un compensatorio de fútbol en espacio reducido con tareas técnico tácticas específicas en ataque y en defensa.

Mañana Deportivo Cali continuará su preparación en la Sede Campestre, y finalizada la jornada, atenderá a los medios de comunicación.