Sin resignar una gota de sudor, así jugó Deportivo Cali frente a Junior. Partido entretenido e intenso, aunque no tuvo goles, puso a vibrar y a suspirar a la hinchada verdiblanca que a pesar de no celebrar con la victoria, salió tranquila con el despliegue futbolístico del ‘azucarero’.
El local y el visitante brindaron un buen espectáculo, desde que el juez dio la orden y con un balón en el palo que estrelló Luis Díaz antes de cumplirse el primer minuto, comenzaron las acciones. Los nuestros reaccionaron con frialdad y buen fútbol, primero Rosero por poco la emboca en el minuto dos, pero la jugada fue anulada por fuera de lugar. Después fue Feiver Mercado quien remató tras un rebote de Viera pero el balón se fue alto y la acción fue invalidada.
De a poco nos fortalecimos y empezamos a poner condiciones en casa. Con el eje de Rivera, Balanta y Cabrera, soportado en un buen desprendimiento de los laterales y los puntas el verdiblanco se volcó sobre el arco de Viera quien se convirtió en figura ante dos acciones de riesgo, primero Delorenzi y después Rodríguez.
El ataque al arco juniorista no cesó y fue ahí cuando entre el palo y Viera salvaron el cero. Primero Rivera y después un tiro libre espectacular de Feiver que se estrelló en el horizontal.
En blanco y con buenas sensaciones terminó el primer tiempo.
La etapa complementaria trajo consigo un ida y vuelta emocionante, con mucha presión en ataque de los nuestros que buscaron hasta el final irse con la victoria. Tolosa, Mercado y Rodríguez tuvieron las más claras, sin embargo Viera y la falta de fortuna en la definición dijeron: “no” a la apertura del marcador.
Como acostumbra, Camilo Vargas se vistió de héroe para salvar en los minutos finales el empate y mantener el 0-0.
El próximo partido del verdiblanco será el sábado sobre las 8:00 p.m frente a Independiente Santa Fe en el Estadio Nemesio Camacho ‘El Campín’.