En la era del profesor Gerardo Pelusso al mando del Deportivo Cali, la confianza por el talento de la Cantera ha sido notoria. Jugadores como Déiber Caicedo, Juan Carlos Caicedo, Javier Barrios, Andrés Balanta, entre otros, han dado su salto al profesionalismo con el estratega como guía de la escuadra verdiblanca.

En esta oportunidad, un nuevo Canterano se suma al proceso, Julián Esteban Zea Macca (19 de enero de 1999), delantero con virtud para jugar como media punta fue llamado por el cuerpo técnico para disputar su primer partido como profesional ante Equidad, en el juego de vuelta de octavos de final de la Copa Águila.

Julián nació en Cali y creció en dos barrios: Ciudad Córdoba y Ricardo Balcazar, ahí pasó la mayor parte de su infancia compartiendo con sus abuelos.

Al Deportivo Cali llegó desde los 8 años (2007). “Entré cuando habían categorías baby, gorrión, y demás en la cantera, se conoce como Preinfantil, ahora estoy jugando en la Sub 20 A”.

Para ‘Juli’, la convocatoria no fue una sorpresa, sin embargo con mucha responsabilidad y cordura asume este nuevo reto. “Siempre asumo las cosas de buena manera para demostrar el trabajo que he realizado en todos estos años”, comentó.

Su amor por el fútbol se refleja en todos los aspectos, dice ser un jugador todo terreno. “Me ha gustado jugar fútbol en tierra, en césped, en asfalto… siempre que pueda jugar lo jugaré”. Actualmente es el goleador de la Sub 20 A en la Supercopa Juvenil (Torneo Nacional) con 11 anotaciones. 

El hijo menor de la relación entre Jorge Zea y Yamileth Macca, afirma que para su proceso en Cantera fue vital el aporte del profesor Américo Orbes (Q.E.P.D), además de otros formadores como son los casos de Michel Arango (actualmente en la 2005 B) y Carlos Arango (Sub 20B).

Como anécdota, su mamá cuenta lo siguiente: “A ‘Juli’ el profe Américo Orbes le dijo que no quedaba en el Deportivo Cali, pero él siguió entrenando. Una vez la mamá de Juan Sebastián Quintero le dijo a Julián que le pidiera al formador (Orbes) que lo dejara entrenar solamente, así no jugara partidos, con mucha emoción el niño salió corriendo hacia la mitad de la cancha. Unos minutos después regresó con una gran sonrisa, el profe lo había dejado entrenar con el Cali”.

Por otro lado al profe Arango lo recuerda con cariño por lo ocurrido en el año 2016. “El recuerdo más bonito que tengo es el triunfo frente a Junior en la final del Torneo Nacional Sub 17, que nos permitió quedar campeones de la mano del profe Arango”.

Zea se define como un jugador aguerrido que pelea todos los balones. No es para menos que en esa intensidad en la cancha, algunos cartones amarillos y rojos han pasado en frente suyo. Jesús Mosquera, defensa central e íntimo amigo lo describe así: “Es un luchador, no se da por vencido. Siempre insistiendo y persistiendo, buscando el gol o una jugada a favor. Tiene gran visión de juego, buen estado físico y es goleador”.

El máximo ídolo del Canterano es Sergio ‘Kun’ Agüero. Siempre que la responsabilidad con la Sub 20 se lo permite está pendiente de los juegos del Manchester City. “Recuerdo el título que le dio al City en el 2012, faltando 1 minuto”, comenta Julián.

El camino de Julián no ha sido fácil, la muerte de su abuelita lo hizo alejarse de las canchas hace un par de años, sin embargo su motivación y el acompañamiento de la familia, le permitió seguir adelante y estar a puertas de su primer partido como profesional. Durante todo su proceso fueron sus papás quienes nunca dejaron de persistir y acompañarlo a los entrenamientos.

Actualmente en la Sub 20 A y con el deseo de empezar a dejar su huella, el delantero temperamental que se ganó su puesto entrenando aún sin ser parte del equipo del profe Orbes, que no faltó nunca a una práctica aunque por costos estuviera en juego el almuerzo, hará su debut oficial con el número 39 en la espalda.

Así inicia la historia profesional de Julián Esteban Zea Macca, con la camiseta que con esfuerzo, dedicación y compromiso, se ganó un lugar en la Cantera y ahora lo forja en el equipo profesional.

¡Vamos Canterano!