SlideAsambleaCopropietarios

Asamblea de copropietarios del estadio del Deportivo Cali, una mirada hacia el futuro

A las 6:30 de la tarde, como estaba programada se inició la asamblea presidida por el presidente Juan Fernando Mejía Pérez y sus compañeros de Consejo de Administración, ante un auditorio colmado de copropietarios y a quienes desde el primer minuto se les concedió la oportunidad del uso de la palabra cuando aparecía alguna duda o inquietud sobre los temas establecidos.

La administradora del estadio la señora Graciela Vargas, presentó su informe basado en las obras realizadas, las áreas que se van a adecuar y las inversiones a futuro, lo que permitió que se aprobara el informe de gestión.

En sus diferentes intervenciones los asambleístas expusieron inquietudes sobe temas como parqueaderos, accesos, seguridad, locales comerciales, el nuevo lote de parqueo, conciertos, energía eléctrica, etc.

Una de las decisiones que tuvo mayor aceptación, tiene que ver con la autorización provisional para los propietarios de suite del sector oriental, quienes podrán disponer de un cupo de parqueo cada uno en un sector por definir en occidental, mientras se les entrega el parqueadero de su propiedad frente a su tribuna. El presidente Mejía igualmente prometió a los dueños de parqueaderos al interior del estadio en oriental, que estos quedarán habilitados en los próximos días.

Por unanimidad se aprobaron los estados financieros 2017 y el presupuesto 2018, se ratificó la Revisoría Fiscal, así como el nombramiento del nuevo consejo de administración 2018-2019 que quedó conformado así:

Principales: Juan Fernando Mejía, Marco Caicedo, Henry Cuartas, Carmen Elena Orozco, Jairo Calderón.

Suplentes: Rodrigo Cobo, Harold Ravagli, Jorge Caicedo, Aníbal Araque, César García.

Para el cierre el doctor Juan Fernando Mejía presentó el plan de obras que se adelantarán, una vez se apruebe y se desembolse un crédito con Findeter por 20 mil millones de pesos para terminar 100 % el estadio.

La asamblea terminó después de 4 horas 5 minutos de deliberaciones, con el convencimiento que los mejores días están por venir y que el estadio se convertirá en un verdadero orgullo, no solo para la institución, sino también para la región. En conclusión, anoche la asamblea de copropietarios sirvió para mirar con gran optimismo hacia el futuro.

Galería:

¿Quieres seguir leyendo?

Comparte la nota